Cinco

festival-para-tapa-aniversario-radio

 

¿Por qué siempre será así? decía la inconfundible voz de José Chiaramonte. Sonaba Vox Dei. Años después, en vivo, Ricardo Soulé decía presente en otro espacio, ambientado y acustizado. Aquella pregunta hablaba de esas verdaderas grietas: las que separan de un lado y de otro, a los que, como dijo otro que vino, años luego, siempre ganan. Pero hay otra historia.

U otras historias.

La del “abuelo” y su grillo, como la de Miguel que despunta el vicio de la radioafición y dice “buenos días, domingo”. O la de Raúl que abre tranqueras y por allí pasan el folclore y los sueños. Rubén, Daniel o Gaspar, se disfrazan de magos y sosn reyes del éter hablando de deportes. Lucía, Mariela, el “Coli” que no necesita pasar por ninguna escuela de marketing o publicidad pero estama la frase que se acuña: “Expresión de Libertad”.

Y queda para siempre.

Carla, el Pollo y el Laucha, se anticipan al tiempo, y pasan el limpiaparabrisas para ver detrás de las cenizas: y junto con ellos, la calidad sonora de los remates graciosos, o las canciones que se castellanizan y nos brota la risa.

Lula, polifacética, actúa como Niní, recita como Catita y conduce como Fangio. Mario y José, pelando un personaje, y otro, y otro, fundando climas como la misma radio que cumple, en vez de cinco treinta, por estos días también.

Las patas, tripartitas: comunitaria, tradicional, escuela.

Los flases, a cada hora.

Un flash.

“Quiero ver un tren” premoniza la partida del flaco hermoso que se las toma en ese 2012, como preveían los maya intenso. Muy intenso. Ignacio, Juan, Federico y Facundo arman un carril bellísimo y ahí, en el andén del buen gusto se suben, luego Marcos y Hernán con un vagón de bandas de sonido. En vivo y en directo.

¿Vas llevando la cuenta?

Nombres y programas. Nombres de programas.

El submarino hace una parada con Luis y con Beatriz del otro lado del chat. En la pecera se van turnando: Juan Facundo, Nicolas, y los que cerecen como Rocha, Patito, Estrella, Mizael, Juanjo, Tahiú…

Federica es una gurrumina que en los decorados plastificados siempre lucirá de doce aunque esté pronta al estreno entre grandes que ojalá sintiesen como chicos. Las PASO que dan paso. Y crecen, cómo.

No hay domingo que valga aunque asomen las lagañas. Pero sobran las tortas fritas y las porciones de torta.

Bizcochos. “Debo”. Fabio y su bombín, Gloria y “Cheli” que traen historias envueltas en risas.

La rtística que es arte y reemplaza a la publicidad.

Por aquéllo de la cosa sin fines de lucro.

Están Roigh y los acordes de radio teatro, Comprimido que se agiganta y deja también sonidos, y sus nidos.

La gota en el ojo y los pasos de lujo que tira León, el nuestro, antes que venga León, el de todos.

O Heredia, el Negro que respira historia.

Y memoria, guardada.

O Víctor, peronista de pura cepa que habla de los talleres y los oficios.

¿Entendés que a nosotros nos une el amor, y no el espanto?

¿Podrás saber, así, que la cuestión es irrompible?

Los especiales, el archivo sonoro, la estética y la ética, pateando juntas.

El loco Merino haciendo historia y enseñándola.

Radio Namunkurá, Fm Namuncurá 88.9, La Namunkurá, Radio Escuela Namunkurá, cumple este diez, cinco.

Cinco años de expresión.

Cinco años de libertad.

Un lustro, para sacarle lustre.

Salú.

Facundo Navarro

Pd: En algunos capítulos, va la historia de la Radio.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *