Represión en Chubut: alertas y movilizados, el pueblo quiere saber

IMG_6459

Fotos: Emmanuel Ayala. Textos: Facundo Navarro.

Espontánea, la manifestación, desde las diez y media de la mañana y hasta las 14; porque el pueblo quiere saber de qué se trata.

Y en Chubut, el pueblo está atento y movilizado.

IMG_6526IMG_6539

Documentación.A la izquierda un acta de la lof de Puerto Madryn en donde los funcionarios aceptan interceder por la liberación de los detenidos. A la derecha, el fascímil de la orden de allanamiento del juez Guido Otranto que los representantes del Gobierno le entregaron a los comuneros: allí se observa que con fecha 5 de enero se avala la diligencia. Nada dice de reprimir ni de disparar balas de plomo como sucedió el miércoles 11 de enero.

La represión en la cordillera, en las últimas 48 horas despertó la conciencia de la gente que, inmediatamente, se dirigió hasta la casa de gobierno en Rawson– este miércoles 11 hubo otra manifestación frente a la casa del Chubut en Buenos Aires- para gritarle a los funcionarios que funcionen.

La plaza en la capital chubutense fue epicentro de la reunión asamblearia posterior al encuentro que mantuvieron tres integrantes de de las comunidades indígenas con representantes estatales.

IMG_6519IMG_6507IMG_6525

Movilización e interpelación. Una asamblea, una reunión y sus conclusiones. A la izquierda Valentín Saihueque, de la dirección de asuntos indígenas, cuestionado por los movilizados. “No vinimos a reunirnos, vinimos a pedir la liberación de los presos políticos”, dijeron.

Enrojecida de calor y de bronca, Joana Huentelaf, una de las representantes de las comunidades que participó de la reunión con los funcionarios, expresó: “Se llegó a un acuerdo para abrir la mesa de negociación. Me van a pasar los partes médicos y en donde está cada uno de los detenidos. Nos dijeron que no van a sacar la fuerza(policial) porque hay una fiesta popular. No hay orden de desalojar a nadie, nos dijeron”.

-¿Qué dijeron de la represión de ayer que actuaron si ninguna orden? preguntó una asambleísta.

-Queremos respuestas porque hace dos horas que estamos al sol, compañeros.

Entonces, se leyó el documento firmado entre los funcionarios públicos y los representantes comuneros: “Los aquí reunidos a los doce días del mes de enero de 2017, el Sr. Alberto Gilardino, coordinador de gabinete, el ministro de Gobierno, Pablo Durán, el subsecretario de relaciones institucionales, Gonzalo Mondillo y el director de asuntos indígenas, Nahuel Ferez y por parte de las comunidades mapuches-tehuelches;  Joana y Mayco Huentelaf, Rubén Romero Sayhueque, Valentín Sayuheque y Lucas Antieco, de la lof Puerto Madryn; para acordar que queda establecido una mesa de diálogo y trabajo con el objeto de avanzar en el reclamo y en las necesidades de la comunidad de los pueblos originarios comprometiéndose todos los funcionarios del gobierno a preservar la paz social. La mesa de diálogo se reunirá periódicamente para avanzar en una agenda de trabajo en común para llegar a los consensos necesarios en pos de alcanzar los objetivos del trabajo en conjunto y se hace entrega de una copia oficial del oficio del juez Otranto-Guido- contando que el mismo magistrado fue quien ordenó el operativo que se efectuó el diez de enero del año en curso”.

IMG_6518IMG_6424

Testigos. La Fundación Ceferino Namuncurá transmitió en vivo desde Rawson, en el programa “acariciando lo áspero” y en el panorama de noticias. Namunkurá producciones cubrió audiovisualmente para el canal de youtube. También para la página de noticias. Amplia difusión sobre la represión sufrida por integrantes de la comunidad mapuche en la cordillera chubutense.

-¿Y la libertad de los compañeros?

-¿Y los puntos que vinimos a exigir aquí?

Fueron las preguntas que sonaron, inmediatamente después de la lectura del acta.

Por su parte, otro vocero, presente en la cita con los funcionarios,  manifestó:” Los funcionarios firmaron un acta, también, en donde se comprometen a liberar a los detenidos”-ver documento, arriba–  al tiempo que otro joven, expuso: ” Estamos muy viscerales y emocionalmente incentivados no podemos cometer el error de interpelar a los compañeros que entraron: tenemos que rescatar que una vez más queda comprobado que el estado con retórica se burla de nosotros. No vamos a dudar de la capacidad de lucha de los peñis hermanos que entraron a la reunión y que realmente interpretan la cosmovisión del pueblo mapuche. Usted-dijo, dirigiéndose a Valentín Saihueque, representante de las comunidades en la dirección de asuntos indígenas– lo propuso y entraron y ese documento, del cual no pienso hacerme responsable, ni hacer responsable a los peñis que entraron; nos tiene que enseñar que hay una manipulación que va mas allá de lo intereses ya que el aparato es enorme. No vinimos a pedir una reunión acá: vinimos a pedir la liberación y el cese de la represión sacando a las fuerzas represivas(“Y eso no está en el documento”, dijo otra integrante de la asamblea). De esto hay que aprender y seguir nutriendose de la lucha. Esto nos muestra que acompañando a los peñis, ayudamos pero acompañándolos a reuniones como éstas, con los representantes del estado, no hacemos nada. Si de veras quiere desde su espiritualidad ayudar a los pueblos originarios tiene que dar un paso al costado- en referencia a Valentín Sayhueque, funcionario de la dirección de asuntos indígenas-, debe desvincularse del estado y ponerse a disposición de quien crea conveniente. Esto nos tiene que enseñar, porque en la cordillera los cagaron a tiros. Nos dejamos “aparatear”, no hay que interpelar a nuestro peñis, pero usted los arrió, inclusive con la mano así-y hace el ademán de abrazar-“, concluyó Pedro.

El horror en imágenes

Mientras tanto, las redes sociales se convirtieron en un puente para la comunicación: mensajes por wasap y fotografías del espanto recorren las redacciones del país y del mundo.

Al cierre de este despacho informativo se convocó a la gente a las plazas de Chubut a las 18.

Allí estaremos.

IMG-20170112-WA0006 IMG-20170112-WA0002 IMG-20170112-WA0004

Espanto. Las fotos de los heridos y de una señora que le duele el dolor. En Chubut también decimos nunca más.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *