“Hay que dar vuelta el viento como la taba, el que no cambia todo no cambia nada”

luis bardeggia dos

Alfredo Zitarrosa nos sopla, como el viento, al oído, la canción eterna. La paliza a los mapuches en la cordillera, la modificación a la ley de tierras, el caso Lewis en El Bolsón y el acampe del pueblo con multitudinarias movilizaciones, son muestras de que, los mismos de siempre, quieren quedarse con todo. El diputado rionegrino Luis Bardeggia nos habla del caso Burco.

Alto Boletín:¿Cómo ha sido el proceso por el cuál Burco S.A. se queda con las tierras en Río Negro?

Luis María Bardeggia: El grupo Burco S.A. que es un grupo belga comienza en el año 2005 y culmina en 2011 prácticamente con 25 mil hectáreas. Es una superficie única que tiene una riqueza de diversidad única, absolutamente diría, porque tiene lugares con actividades glaciarias, rodeada por cuatro ríos y recorre una cuenca de más de 50 mil kilómetros. Atraviesa y desemboca en la provincia de Chubut.
Ha sido un proceso perverso y vil de apropiación de tierras mediante la entrega de parte de la provincia que en simultáneo re-vendía a este grupo económico que son los propietarios reales. Dicho así, medio rápidamente, este fue el proceso de entrega que vivimos acá en Río Negro. Lo de Lewis no es el único caso. El caso Burco tiene ribetes que son aún más llamativos. Se trató de un proceso muco mas acelerado de apropiación y constitución de un área tan amplia y con tanta dotación de recursos ambientales y naturales, ¿no? La naciente de estos cuatro ríos que son el Chubut, el Pichileufú que desembocan en la cuenca atlántica y después están el Foyel y el, sobre la cuenca del Pacifico conforman la segunda cuenca de importancia en la provincia de Río Negro después del propio Río Negro. Digo esto para que se tome conciencia de la relevancia y de la magnitud de los recursos que la provincia ha entregado de la manera más vil que uno pueda imaginar.

luis bardeggia

Tierras.Las denuncias del diputado rionegrino Luis Bardeggia tuvieron eco. Se recuperaron hectáreas que habían sido otrogadas a la firma Burco S.A.”Dos propietarios tienen más de 70 mil hectáreas”, le contó a Fundación Ceferino.

Alto Boletín: ¿Cuál ha sido la intervención en este caso de parte de la Justicia?

Luis Bardeggia: Hubo distintas presentaciones en la justicia penal. Hay un juicio en curso que está a punto de resolverse. Hay un antecedente muy importante en donde logramos retrotraer que de una superficie muy grande que había sido adjudicada sobre una meseta de Somuncura-también muy próximo al límite con Chubut- de 2 mil hectáreas. Para que se den una idea fue tan absurda y tan vil la maniobra de adjudicación que a través de una acción administrativa de la Fiscalía de Estado logramos recuperarla para el dominio público. Se anuló la adjudicación, se convalidó y volvió al dominio público. Eso ya es un hecho consumado. Es un antecedente muy importante y lo comento porque ahora hay un recurso para recuperar de la misma manera una porción de tierra de este grupo Burco que fue la primera que la provincia le adjudica y que creo que de concretarse sentarٌía un precedente muy importante. Han sido denunciadas un total de 75 mil hectáreas que fueron expropiadas de esta manera. Obviamente que hay propiedad en simultáneo la transfiere a una empresa que es la de Lewis. En total es una superficie de más de 70 mil hectáreas de lugares únicos y exclusivos. Hoy su valor es imposible de mensurar. El departamento catastral de El Bolsón debe tener una superficie del 25 por ciento que está en manos de estos dos grupos. Son tierras bellísimas parecidas a otras también que están en la provincia de Chubut.

Alto Boletín: ¿Quién es Burco y cuáles son las conexiones locales?

Luis Bardeggia: Se trata de una firma que tiene más o menos veinte sociedades anónimas y a través de algunas de ellas ha ido operando en Río Negro. Parte de las tierras se las han ido apropiando con sociedades anónimas nacionales. Por ejemplo Estancia Río Foyel S.A. fue una de las sociedades objeto de algunas de las negociaciones. También tienen otras empresas como Río Villegas S.A. Tienen una enorme cantidad de empresas dedicadas a la actividad inmobiliaria, a la actividad rural y a la actividad financiera. Es un conglomerado importante. En Chubut operaban con otras sociedades anónimas Si uno analiza a través del boletín oficial los distintos movimientos que tienen esos grupos económicos son realmente muy llamativos. Tienen un incremento de capital inusitado de los cuales uno no conoce el origen de tanta plata. También operan en Chile y en otras provincias argentinas. Recuerdo un caso especial en Mendoza. En Río Negro son titulares de, una organización de Bariloche, insignia, digamos que es una organización muy conocida a nivel nacional para un extracto de altísimo ingreso; una organización que tiene campos de golf: todo ese perfil. Su responsable es un belga que es el que coordina.

Alto Boletín: ¿Qué otro ejemplo como estos que mencionan se dan en el resto del país?

Luis María Bardeggia: Podemos dar ejemplos parecidos en otros puntos del país. En el litoral, en Corrientes, en Salta. Es un fenómeno que la ley de tierras intento controlar. Después con el decreto de Macri deja a la tierra sin ningún límite. La ley planteaba que si una empresa tiene más del 25 por ciento se considera extranjera. Si tiene más del 51 por ciento de acciones recién ahí se considera extranjera. Es como que no existe ninguna ley. Ha quedado el territorio nacional a la iniciativa de estos grupos de inversores que pueden comprar lo que quieren. Han facilitado el acceso a la tierra porque la consideran un bien de mercado. La tierra es un bien irreproducible que tiene que ver con la vida humana, de las personas de las comunidades. Ese es nuestro enfoque.

FM Alas, Lewis, Bennetton y las tierras

Guido Aullero es periodista. Trabaja en la radio comunitaria Alas, un emblema de la comunicación popular con treinta años en el aire soportando apretadas y, recientes, amenazas de incendio. El joven recibe la primera versión de Alto Boletín y nos recibe, también, en el living de su casa: el cielo cordillerano.”Nuestra agenda pública pasa por situaciones históricas que tienen que ver con el sistema extrativista en el cual estamos inmersos dentro del sistema capitalista. Hoy particularmente acá en El Bolsón el extractivismo y sus políticas se ven y se manifiestan particularmente en la extranjerización de tierras y en el acaparamiento que tienen las grandes multinacionales o empresas que empiezan a quedarse con los recursos naturales ya sea con montañas en donde empiezan a hacer cateos mineros o reservas de agua y bellezas naturales: el principal objetivo en este milenio tiene que ver con el paisaje. Los multimillonarios compran por un lado paisaje y por el otro, recursos naturales. Hoy en día El Bolsón está atravesado por dos problemáticas que tienen que ver con esto. Por un lado, al sur tenemos al magnate Benetton con más de 600 mil hectáreas en la Patagonia y por el otro a Lewis que se quedó con el Lago Escondido y a través de testaferros con muchísimas hectáreas también, muchas mas de las 14 mil que le figuran a él. Aquí y en distintos lugares de la Patagonia. Es además-Lewis- el principal distribuidor de energía de la Nación a traves de su empresa Pampa y Energía. Ahora pretende alimentar de energía a un emprendimiento privado.
Por otra parte y particularmente, con Benetton, el ataque a la comunidad en resistencia de la lof Cushamen que están reclamando su territorio ancestral y son violentados sistemáticamente por las fuerzas policiales”, nos cuenta.
“A pesar de ser una radio con mucha historia no deja de ser una radio comunitaria y el tema Lewis tuvo mucha repercusión. Nos llamaron de todo el país. La marcha fue un sábado(N de la R: la pueblada que juntó a 10 mil personas el 7 de enero de este año), el lunes salimos para muchos medios de todo el país y el martes fue la represión de la lof de Cushamen que de alguna forma tapó lo que había sido la masiva marcha del sábado. No habíamos terminado de analizar y compartir lo de la marcha que la represión en Chubut tapó todo. No creo que haya sido casual la fecha de allanamiento del lof”, agrega: “En ambos casos las luchadores y los luchadores sociales sufren la estigmatización de las autoridades y de algunos medios de comunicación tratando a la comunidad mapuche de terroristas o maltratando a la gente que está en el acampe por el tema Lewis. Y a nosotros nos tratan de violentos. Claro que hay fuertes puntos en común entre Lewis, Benetton, las tierras y los medios”, concluye.

PENINSULA VALDES: PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD USADO POR UNOS POCOS

Las tierras que el Estado Nacional reservó a favor de la Armada Argentina en la Península Valdés son de enorme interés turístico. Situadas dentro del área natural protegida, declarada patrimonio natural de la humanidad por la Unesco, ocupan lugares estratégicos de la península de excepcional valor universal desde el punto de vista estético y científico. Punta Buenos Aires, Punta Delgada y las líneas de ribera que se extienden con intervalos por las costas de la Península, son campos de dominio público del Estado Nacional pero de acceso prohibido o al menos muy restringidos para nuestra población y los turistas que nos visitan.

Ha sido siempre un anhelo para nuestra comunidad y los prestadores turísticos abrir nuevos lugares de acceso público en Península Valdés. Las enormes distancias del área contrastan con los escasos sitios que pueden ser visitados, por tratarse en su mayoría de campos de privados a los que no les interesa desarrollar productos turísticos. Las escasas tierras de dominio público en poder de la Armada son el gran reservorio que tiene la comunidad para lograr nuevas zonas de disfrute general y de productos turísticos con impacto en la economía regional.

La eventual privatización de esas áreas terminaría con esas expectativas. Las inversiones privadas no tienen interés en generar lugares de acceso público y/o de interés turístico general. Además, el Estado perderá tierras de gran valor económico en manos de “inversores” amigos del presidente, casi siempre extranjeros, que se han caracterizado por no respetar ningún límite a su derecho de propiedad, por lo que más temprano que tarde se pondrá en riesgo el manejo de conservación de todo el área protegida.

El acceso de la población a los paisajes de su tierra es, en definitiva, la mejor garantía para una conservación a largo plazo, basada en el respeto por la propiedad pública.

También sería de enorme valor regional integrar los asentamientos poblaciones estables de Península Valdés a la oferta turística, trabajando conjuntamente con los pobladores en la generación de nuevos productos de interés y servicios, que faciliten su integración a la economía regional, generando nuevos atractivos para la comunidad en general y la posibilidad cierta de terminar con el estado de marginalidad de gran parte de los habitantes del patrimonio natural de la humanidad.

Desde el Partido Municipal Unidos y Organizados Para la Victoria; hacemos saber:
1) Que repudiamos cualquier intento de privatización de las tierras de la Armada Argentina en la Península Valdés.
2) Que bregamos por el uso público de dichas tierras con servicios turísticos y planes de manejo que garanticen su conservación.
3) Que proponemos se generen servicios turísticos en los lugares de asentamientos poblacionales permanentes de Península Valdés históricamente marginados y afectados con exclusividad a la extracción de pescados y mariscos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *